traslado cuerpo

Traslado de cadáveres ¿Cuánto cuesta la repatriación de un fallecido?

Traslado de cadáveres ¿Cuánto cuesta la repatriación de un fallecido?

En ocasiones, una persona puede fallecer en una ciudad, comunidad o país diferentes del lugar donde tanto esta misma como sus familiares, quieren que se entierre. Para ello, debe trasladarse el cadáver de la otra persona de una forma específica estipulada por la normativa vigente.

La ley de sanidad mortuoria solo permite que las funerarias sean las únicas encargadas de poder trasladar un fallecido de un lugar a otro.

Los casos que existen del traslado de un cadáver son:

  • Dentro de la misma comunidad autónoma: se necesitaría obtener el certificado de defunción, así como esperar que hayan pasado 24 horas desde el fallecimiento de la persona.
  • De una comunidad autónoma a otra: en este caso se necesitará de dos certificados, uno dirigido al Registro y otro para Sanidad. Una vez la autoridad de la comunidad pertinente acepta el entierro o cremación se podrá proceder al traslado.
  • De un país a otro: en este caso se trata de una repatriación del cadáver. Normalmente, los gastos deben ser sufragados por la propia familia del fallecido, aunque en casos concretos el propio ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación es la que se encarga de esto.

Hay que tener en cuenta que el traslado de un cuerpo es un proceso burocráticamente complejo y costoso. Debido a que la normativa sanitaria recoge que para poder mover un cuerpo a otro lugar debe reunir una serie de requisitos:

  • El féretro debe estar compuesto por dos cajas: la superficial debe estar compuesta por una caja exterior hecha de madera, de unos 20 milímetros de espesor e ir reforzado con abrazaderas metálicas. La caja interior debe estar hecha de plomo o zinc, cuyo espesor debe ser de 2,5 milímetros del primer material y 0.45 milímetros del segundo.

En otra publicación comentábamos los costes de un funeral, siendo muy caros de por sí, se les sume los gastos de una repatriación, que oscila entre los 3000 euros a los 6000 euros. Recuerda que existen los seguros de decesos, y la mayoría cubren los traslados, así como las repatriaciones.

Transportar cenizas de un fallecido de un país, de comunidad o de una ciudad a otro lugar

 Por otro lado, el traslado de cenizas es un proceso más sencillo, ya que no existe ninguna norma sanitaria que impida este proceso. En el caso de un avión, se podría llevar la urna de las cenizas en la propia bolsa de mano (si la compañía lo permitiese) y, además, portando certificado de defunción, así como una declaración de la funeraria argumentando el contenido de la urna.

 Otros enlaces de interés

Claves de los seguros de decesos

¿Cuánto cobra un especialista en tanatoestética y tanatopraxia?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *