¿Qué tipos de muertes existen científicamente?

¿Qué tipos de ‘muertes’ existen científicamente?

La muerte es un gran misterio para todos, pero gracias a la ciencia se ha podido dar explicación a los fenómenos biológicos y fisiológicos que determinan que realmente una persona ha fallecido. Podemos resumir la muerte, en el aspecto legal, como aquella ausencia de proceso respiratorio, no contracción cardíaca y falta de impulsos electroencefalográficos. Pero, según la ciencia existe varios tipos de muerte:

Clasificación de los tipos de muerte

Muerte somática

Los organismos multicelulares existen gracias a las múltiples reacción químicas y biológicas que realizan, si se produce un daño, ya sea generado naturalmente o por otro tipo de patología, este puede ocasionar un fallo multisistémico por lo que el daño puede provocar daño en un órgano, y posteriormente en más, ocasionando la muerte.

Según la ciencia, el cuerpo humano cuenta con cinco órganos vitales: cerebro, corazón, pulmones, riñones e hígado, si alguno de estos órganos falla se provoca la muerte de la persona de forma instantánea. Existen varios tipos de muerte somática:

  • Síncope: un fallo en el corazón debido a la falta de impulsos nervioso, lo que provoca falta de sangre en el riego sanguíneo, provocando en última estancia una necrosis en el tejido, provocando lo conocido como ‘Infarto Agudo de Miocardio’.
  • Síncope por astenia: el flujo sanguíneo débil puede provocar diferentes patologías cardíacas.
  • Síncope por anemia: es la disminución de sangre en el riego sanguíneo lo que provoca un fallo en el corazón, casi siempre es debido a una herida que sufre la persona y muere por perder sangre. A la hora del embalsamamiento del cuerpo el tanatopractor debe ser cuidadoso, ya que al estar afectado el riego sanguíneo puede que al actuar con los químicos puede que estos no lleguen a partes del cuerpo, no conservándose de manera adecuada.
  • Síncope por coma: este tipo de muerte comienza en el cerebro, y puede ser provocado por la falta de envío de estímulos nerviosos: accidente cerebro vascular, hipertensión endocraneana, meningitis y encefalitis.

Necrosis

Se trata de la muerte de una célula o conjunto de ellas debida ser atacadas por microrganismos, bacterias, hongos u otro tipo de cuerpo. Estas zonas atacadas se convierten en un foco de descomposición de los tejidos.

Necrobiosis

Es la muerte programada de las células en los organismos vivos, es un proceso natural que no debería causar ningún problema excepto cuando por algún tipo de factor externo u interno puede producir algún tipo de patología debido a que la célula o conjunto de ellas no mueren.

Muerte Clínica

Es cuando la medicina determina que una persona ha dejado de enviar impulsos nerviosos. Existe la posibilidad de mantener con vida a la persona por medio de equipos mecánicos. Hay que destacar que las neuronas son muy sensibles a la falta de oxígeno, por lo que, si una persona permanece más de 5 minutos sin oxigenación, existe un 95% de probabilidad de que exista un daño cerebral severo irreversible tas la reanimación de esta.

Muerte celular

Una célula vieja muere y es reemplazada por una nueva, esto es un proceso natural e inofensivo, siempre y cuando por alguna causa no se restaura la célula lo que puede provocar apoptosis, la autofagia y la necrosis.

Muerte biológica

Se da cuando un tejido, órgano o sistema deja de funcionar y cuya rehabilitación es imposible, entonces la muerte natural comienza su curso. Al dejar de funcionar una parte del cuerpo, el sistema inmunológico empieza a fallar por lo que bacterias y microorganismos invaden al paciente lo que hace comenzar el proceso de descomposición de la persona y su próxima muerte biológica.

Otros enlaces de interés

¿Cuánto cobra un especialista en tanatoestética y tanatopraxia?

El proceso de putrefacción (II parte) – Fenómenos artificiales conservadores del cadáver.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *