tanatopraxia tanatoestetica

La morgue – el escenario principal de una defunción

¿Qué es una morgue?

Una morgue es un espacio, ya sea dentro de un hospital, funeraria, u otro edificio similar, destinado al depósito de cuerpos humanos. El fin de este lugar es la conservación, identificación de un cuerpo o la práctica de una autopsia a un cadáver. Por supuesto, la morgue está provista de cámaras frigoríficas con el fin de retrasar la descomposición de un cuerpo.

¿Qué tipos de morgues existen?

Según su finalidad las morgues se clasifican en:

  • Las dirigidas a la práctica de autopsias judiciales.
  • Las destinadas a la realización de autopsias clínicas.
  • Las dedicadas al depósito de cadáveres destinados a la inhumación o traslado a otra institución.

Las morgues cuya función sean la de depositar cadáveres deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Espacio: los cuerpos deberán ser depositados en estanterías de acero inoxidable provistas de camillas que permitan movilizar los cuerpos.
  • Paredes y suelos: deben de estar hechos con un material que permita su lavado diario sin estropearse, por eso se recomienda que las paredes y suelos estén cubiertos por azulejos o cerámicas.
  • Tipo de iluminación: la sala debe estar bien iluminada.
  • Ventilación: la sala debe contar con un sistema de extracción y entrada de aire con el fin de que este circule de forma regular.
  • Espacio reservado a los cadáveres: por ley, debe existir en la morgue un frigorífico con capacidad mínima para 2 cadáveres por cada 200 camas del hospital. El frigorífico debe estar realizado en acero inoxidable, y deben tener alguna cámara especial de gran tamaño para albergar el cuerpo de una persona obesa.
  • Equipo: aun no realizándose autopsias en la morgue, debe contar con un mueble metálico preparado para contener todo tipo de materiales que puedan ser necesarios. Así como botes de diferentes tamaños, muchos de ellos para albergar fetos en caso de abortos espontáneos, si por algún casual hubiese que practicarse alguna autopsia no se recomienda introducir las partes o cuerpos en formol ,ya que, puede alterar los resultados.
  • Bioseguridad: en caso de muerte violenta, que sea la causa por la que deba conservarse el cuerpo para una futura investigación, deben guardarse en frascos o recipientes las diferentes pruebas (balas, fragmentos de tela, vidrio, etc.) junto con el cadáver hasta que el juez exija las pruebas para el caso.

Esto entra dentro de la manipulación de los cuerpos, en caso de muerte violenta o que persistan dudas sobre la causa de la muerte, no se podrá limpiar ni taponar los orificios ya que, pueden eliminar pruebas por lo que se recomienda guardar el cuerpo directamente en una bolsa para cadáveres.

Por otro lado, toda morgue debe contar con un protocolo de descontaminación, higiene y prevención, con el fin de evitar el contagio de diferentes patógenos (cólera, tuberculosis, VIH, etc.).

Otros enlaces de interés

¿Cuánto cobra un especialista en tanatoestética y tanatopraxia?

Escuelas de tanatoestética y tanatopraxia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *