tanatopraxia tanatoestetica

El proceso de putrefaccion (I parte)

La putrefacción es un proceso natural de origen bacteriano que deteriora la materia orgánica a lo largo del tiempo. En el caso de la putrefacción humana, los gérmenes se introducen dentro por las diferentes vías del cuerpo: nariz, boca, ano, etc. Donde comienzan a deteriorar la materia.

La putrefacción y su proceso es un tema bastante estudiado dentro de la tanatopraxia y la tanatoestética, por lo que el tanatopractor debe conocer este fenómeno en profundidad. Por ello, vamos a realizar una publicación sobre la putrefacción divida en tres partes diferentes.

¿Cuáles son las frases de la putrefacción?

La putrefacción pasa por cuatro fases destacadas:

  • El periodo colorativo o cromático: es el primer proceso visible de la putrefacción, se inicia con una mancha verdosa que aparece en la parte de la pelvis. Aunque, existen circunstancias como que el cuerpo haya estado sumergido, por lo que la mancha puede aparecer tempranamente en la parte del pecho
  • Periodo enfisematoso: tras la aparición de las primeras manchas, el cuerpo comienza a hincharse debido a la gran cantidad de gases que liberan los gérmenes que se encuentran dentro del cuerpo.
  • Periodo colicuativo: en esta fase, la epidermis se despega de la dermis debido al reblandecimiento, por lo que los gases comienzan a escaparse del cuerpo.
  • Periodo reducción esquelética: todas las partes del cuerpo irán desapareciendo, las últimas partes blandas en desaparecer son los ligamentos, los cartílagos y el tejido fibroso adherido al hueso.

Condiciones típicas que puede modificar la evolución de la putrefacción

Existen condiciones por las que un cuerpo puede alterar su evolución de putrefacción natural. Las más comunes suelen ser:

  • Condiciones físicas: las personas con obesidad sufren más rápidamente las consecuencias de la putrefacción que las más delgadas. Por otro lado, la putrefacción afecta antes a niños que a los más ancianos.
  • Condiciones patológicas: la putrefacción suele ser más intensa en personas que han sufrido graves heridas, enfermedades sépticas, agonía lenta, asfixia, insolación, deshidratación intensa, miembros separados, etc.
  • Condiciones ambientales: según las condiciones que se ha encontrado el cuerpo se ralentizará la putrefacción o se acelerará. Una semana de putrefacción sumergido en agua corriente acelera la putrefacción, mientras que se ralentiza algo más en la tierra.

Otros enlaces de interés

¿Cuánto cobra un especialista en tanatoestética y tanatopraxia?

Cuidados Post Mortem

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *