maquillador de muertos

Cómo trabaja un maquillador de muertos

Primeramente, debemos tener claros los conceptos de tanatoestética y tanatopraxia. La tanatoestética es la aplicación de técnicas de maquillaje para difuntos, mientras que la tanatopraxia se refiere al conjunto de prácticas empleadas sobre un cadáver para su adecuada higienización, embalsamamiento y conservación. Una vez establecida esta diferencia, profundizaremos en la forma en la que trabaja un maquillador de muertos con ejemplos audiovisuales.

Forma de trabajar de un maquillador de muertos

A continuación, en estos vídeos extraídos del programa de televisión Vidas Anónimas, se puede ver a Antonio, un prestigioso tanatopractor de Terrasa (Barcelona) que enseña en qué consiste su oficio como maquillador de muertos y cuál es su forma de trabajar:

“No podemos darle la vida al cadáver, pero podemos simularla”.


 

Los vídeos aportan muchas claves fundamentales sobre la profesión de la tanatoestética y proporcionan consejos, mostrando la filosofía de vida de una persona que trabaja en este sector y la forma de enfrentarse al adecentamiento de la muerte de los demás.

“Los tanatopractores permitimos al difunto que se despida de sus familias en las mejores condiciones”.

En los vídeos se menciona la forma de combatir el rigor mortis y se habla del procedimiento de conservación del cuerpo, introduciendo productos conservantes que matan todos los virus y bacterias del organismo, entre otros muchos curiosos aspectos.

Además, también aparecen explicaciones del método de incineración como vía alternativa y contrapuesta a la tanatoestética y tanatopraxia, algo muy interesante que sirve para comprender el papel, la importancia y la complejidad de la tanatopraxia.

Las personas que trabajan como maquillador de muertos están llenas de valentía y cumplen una función social vital que no todo el mundo conoce. Gracias a casos como el de Antonio, quien está abierto a mostrar su pasión por lo que hace, la profesión obtiene cada vez mayor reconocimiento por parte del público general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *